Shorts y culottes

Portada » Shorts y culottes

Shorts y culottes muy cómodos

Este tipo de braga cubre totalmente los glúteos y por delante son un poco más largos que las bragas tradicionales, llegando hasta el inicio de las piernas, son extraordinariamente cómodos para llevarlos debajo de faldas y vestidos, estas bragas son muy aconsejables para mujeres con mucha cadera y culete, ya que la oculta completamente y al mismo tiempo estiliza la silueta.

La bragas estilo culotte son ideales para las mujeres que tenemos mucho trasero y pocas curvas. Es una braga que te ayudará a marcar las curvas y así lucir un cuerpo mucho más estilizado y femenino, con ellas podrás probar distintos modelos de vestidos un poco mas ajustados, también puedes usarlos para descansar o andar por casa, son muy cómodos y suaves, sin duda para tallas grandes es una de las mejores opciones tanto para vestir como para estar en casa relajada.

¿Cuando usar Shorts?

Este tipo de ropa interior es una gran alternativa para mujeres de tallas grandes, los shorts o culottes son extremadamente cómodos ya que al ser más amplios te apretarán menos y no te producirán marcas, pensamos que es ideal para estar en casa cómodamente o para descansar, si lo combinas con un picardías a juego estará muy sexy, ¿por qué renunciar a la elegancia si estas en casa? usa esta prenda interior y si eres corpulenta te la recomendamos más aún.

También puedes ponértelo debajo de un vestido o de una falda, para pantalones no lo recomendamos ya que se puede arrugar y no favorecerte, si quieres ir cómoda elige esta prenda interior.

¿Como lavar tu ropa interior?

La ropa interior requiere ciertos cuidados y más cuando la prenda es de lencería,  por ello creemos necesario que tienes que saber esto, te vendrá de perlas para que tu ropa interior no se estropeé y sea mas duradero.

Si puedes lavarlos a mano es lo ideal, siempre con agua fría y con detergentes especializados en prendas delicadas, si no quieres que se deformen no lo “estrujes”, si por el contrario no tienes tiempo y quieres lavarlo en la lavadora, deberás protegerlos, ya sea con una bolsa de red o con una funda de almohada para evitar enganchones, al final del lavado no centrifugues y lávalos sólo con prendas del mismo color. A la hora de ponerlos a secar no los dejes al sol, déjalos a la sombra al aire libre y no se te ocurra meterlos en la secadora pueden perder elasticidad o deteriorarse.