Sujetadores de lactancia

Portada » Sujetadores de lactancia

Si has sido mamá recientemente necesitarás un sujetador de lactancia

Antes de dar a luz debes hacerte un camisón y un sujetador de lactancia, te facilitarán mucho la vida después del parto, una vez des a luz es posible que no te apetezca ponerte un sujetador pero más tarde es muy probable que quieras tenerlo recogido, lo mejor para esto es disponer de un sujetador que te recoja el pecho sin comprimir REPITO ¡Sin comprimirlo! es importante.




En los primeros días con la subida de leche (a las 48 – 72 horas) seguramente te sientas mas cómoda con el pecho recogido ya que es posible que tengas ciertas molestias y también fugas que pueden manchar tu ropa, un sujetador te ayudará a sujetar mejor y te facilitará la lactancia, aunque no te librará de los mordiscos y las desagradables grietas, aunque para esto te recomiendo comprarte pezoneras y ¡solucionado!. Estos sujetadores vienen preparados para no tener que quitártelos mientras das de mamar a tu hijo, lo cual es muy cómodo y si estas fuera de casa muy discreto, hay incluso modelos de sujetadores pensados para la extracción de leche ¡una pasada!

Si das a luz a tu segundo hijo, revisa los sujetadores de lactancia que tenias en tu armario, es posible que se hayan degradado o que no te sujetan correctamente, si es así, vuelve a guardarlo y comprarte otro o utiliza uno normal, no intentes arreglarlo, seguro que no funcionará y te seguirá dejando marcas, apretándote de los lados o no sujetándote todo lo que debe lo cual te creará mal estar y ya tienes tu bastante como para que encima te este dando la lata el sujetador de las narices ¡RENUÉVALO!

Sujetador de lactancia ¿Con aro o sin aro?

Si has elegido bien la talla que lleve aro o no es indiferente excepto en la primera semana de lactancia y para dormir, es posible que te hayan recomendado sin aros, pero no hagas caso aquí lo importante es la talla, si es la tuya estarás cómoda, hay que decir que los sujetadores de lactancia sin aros son aconsejables para la primera semana de lactancia ya que el pecho se puede endurecer y agrandar el volumen más de la cuenta de lo que será más adelante durante toda la lactancia cuando se regule y la “producción” de leche sea lineal. Después de las primera semana es posible que quieras mejor sujeción entonces podrás utilizar los sujetadores con aros, tienes que estar cómoda y no debe pinzar por debajo del pecho ni por los lados, intenta que los sujetadores sean de calidad y bien diseñados, un buen diseño puede aportarte mejor sujeción y confort.

Así que puedes elegir dos tipos de sujetador, sin aros para los primeros días y para dormir, y con aros para más adelante para sujetar mejor 😉

A continuación te dejamos algunas muestras para que puedas comprarlas online:

Si das a luz prepárate con un buen sujetador de lactancia para que tu confort sea el mejor.

Si tienes que ir a una fiesta y necesitas un sujetador con espalda al descubierto por que tu vestido así lo requiere, entonces tendrás un dilema, me hago con otro vestido y uso un sujetador de lactancia o preparo un biberón y me lo llevo como excepción y por un día para sustituirlo por la lactancia materna ¡Depende de ti! es tu decisión pero también te digo que por un día no pasa absolutamente nada y la lactancia podrá seguir su curso natural.

Imágenes de sujetadores de lactancia

¿Quieres ver imágenes de sujetadores de lactancia con aros y sin aros? pues aquí te dejamos algunas muestras ¡que las disfrutes!