Chaquetas de punto

Portada » Chaquetas de punto

Chaquetas de punto tallas grandes

A continuación te dejamos una de las mejores selecciones de chaquetas de punto tallas grandes para que puedas elegir la que más te guste y llevártela al mejor precio.

Chaquetas de punto, rebecas o cardigans

Deja el abrigo de lado y ponte una chaqueta de punto. La conocida como rebeca es una de las prendas de entretiempo más utilizada, por su comodidad y por su tejido ligero. También las puedes usar en invierno en versión lana o cashmire, tanto cortas como en su versión más larga tipo blazer o cardigan.

Es sin duda una de las prendas más prácticas y que incluso puedes usar en verano cuando “refresca” por la noche. Las más demandadas son las realizadas en algodón, con mezcla de fibra sintética de punto liso o canalé. Además ¡es tan fácil combinarlas y sientan fenomenal! Sólo tienes que encontrar la tuya entre nuestra selección especial para Tallas grandes.

La moda pret-a-porter o fabricación de prendas al por mayor, ha permitido crear infinidad de variantes, con chaquetas de punto con cremallera, capucha, bolsillos y originales aberturas, con todo tipo de combinaciones de colores, bordados, etc. No podemos dejar de mencionar el auge de las prendas naturales y de comercio justo, con la revalorización de las prendas “hand-made” o hechas a mano.

¿Por qué se llama rebeca?

Esta es una curiosidad que te va a sorprender. Esta prenda comenzó a denominarse rebeca por la película homónima de Alfred Hitchock, ya que la protagonista del film la usaba. Por otro lado, también se la llama cardigan en honor a Lord Cardigan quien usaba esta prenda, famoso por su participación en la guerra de Crimea.

Cómo combinar tu chaqueta de punto

Hay tantos tipos de chaquetas de punto que puedes encontrar muchas combinaciones según tu estilo. La verdad es que en primavera y otoño, incluso en verano en los días y noches más fresquitos es la mejor opción. En tu armario no pueden faltar un par de ellas al menos una larga tipo cárdigan y otra más corta de tipo rebeca.

En el caso de los cárdigan al ser largos procura combinarlos con pantalones más ceñidos o ajustados como tipo leggins. Llévalo abierto y te estilizará, pero nunca te tapes completamente con él o parecerá un vestido y el efecto no será el mismo. Por este motivo, no te recomendamos combinar los cárdigan con vestidos o faldas, en ese caso mejor una chaqueta o rebeca. Si tienes mucho volumen en caderas y abdomen prueba con una chaqueta de tipo asimétrica que son muy muy favorecedoras.

En el caso de las rebecas siempre procura si tienes muchas caderas usar una por encima de la cintura. Si crear volumen con varias capas en esa zona, aunque te guste taparla para disimular, lo único que conseguirás es aumentar el punto de atención sobre esa zona. En este caso, siempre busca tu talla ya que si no te abrocha o no te tapa bien por delante parecerá que ha encogido y si tratas de abrocharla y se abre tu look terminará por ser un desastre.

En cuanto a colores y apariencia, ya sabes que debes contrastar prendas. Si la chaqueta es lisa, puedes emplear algún estampado en la blusa que combine algún color. Y al contrario, si llevas una chaqueta estampada, mejor en el interior una camiseta o blusa lisa.

Cómo cuidar tus prendas de punto

Una buena chaqueta de punto puede ser un gran aliado en tu armario para todo tipo de combinaciones como hemos visto en el apartado anterior. La verdad es que es un básico que no pasa de moda y es muy socorrida para completar tu look diario. Pero para tenerla siempre perfecta es necesario cuidarla bien ya que dependiendo del tejido y su calidad puedes encontrarte con descosidos, que el tejido pierda color o las odiosas pelotillas.

Te ofrecemos algunos tips para cuidar las prendas de punto y evitar malos olores, especialmente en las prendas de tejido sintético. Si sudas bastante, te recomendamos que te declines por prendas de tejidos naturales que suelen transpirar mejor.

Como cualquier otra chaqueta puedes optar por doblarla como un jersey o te recomiendo que la cuelgues en una percha ancha como cualquier otra chaqueta para evitar que se deforme o coja forma. Precisamente para evitar que se deforme concretamente en las mangas no debes abusar de anudártela a la cintura o remangarla ya que se irá ensanchando.

Estos tejidos también suelen sufrir mucho con el uso de la plancha. Procura utilizar un programa de planchado adecuado o bien trata de tenderla con la percha donde sueles colgarla (ancha y que recoja bien los hombros como te hemos recomendado). De esa manera con el peso cuando está mojada y las mangas bien estiradas, una vez seca, podrás guardarla directamente al armario sin una sola arruga.

Cómo hacer tu propia chaqueta de punto

Si te gustan las manualidades y el DIY (Do It Yourself), además de tiempo y paciencia, tienes que saber que la práctica del punto se ha vuelto a poner de moda como una actividad tanto para ahorrar dinero, fomentar tu creatividad y también para relajar y despejar la mente. Te podemos asegurar que hemos visto a gente en el transporte público e incluso en el parque haciendo punto y ganchillo con total naturalidad.

Hay infinidad de posibilidades y técnicas que puedes usar para crear tus propias prendas de punto, no sólo chaquetas o jerseys, sino también bufanfas, gorros… Aquí te de dejamos un par de vídeos y materiales que puedes emplear: