Pantalones

Portada » Pantalones

Pantalones tallas grandes con estilo

Actualmente, la talla no importa para encontrar un pantalón que defina tu estilo y te favorezca. La gran diversidad de colores, tejidos y modelos nos permiten vestir como nos gusta y sin complejos. 

Desde los modernos vaqueros o tejanos hasta leggins, los clásicos pantalones de pinza y las nuevas tendencias están en Tallas Grandes. ¿Quieres encontrar el pantalón que mejor se ajusta a tu cuerpo y a tu estilo? Echa un vistazo a todas las propuestas que te hacemos con opciones para todos los bolsillos. Además te ofrecemos los mejores trucos y consejos para que vayas cómoda y luzcas siempre tus pantalones como nuevos y hechos a medida.

¿Sabías que los pantalones son la prenda de moda de mayor consumo? Lo que no te imaginas es quien compra más pantalones es la mujer. Sí aunque te suene extraño, las que llevamos los pantalones somos nosotras, más que ellos, al menos con más variedad y en mayor número llenan nuestro armario. Echa cuentas y seguro que entre vaqueros, leggins, pantalones de vestir, deportivos, etc. tienes más que tu pareja, tu hermano o algún amigo.



Tipos de pantalones

Posiblemente alguna vez te ha costado encontrar un pantalón que te sentara bien y te has visto tentada a comprarte el mismo modelo una y otra vez por no encontrar tu talla o el modelo adecuado. Encontrar ese pantalón que parece hecho para ti ya no es una misión imposible.

Sólo tienes que buscar según tu tipo de cuerpo los modelos de pantalones adecuados y que mejor se adapten a tu estilo. Mira bien tu armario y olvídate de ese look de uniforme y destierra la idea de que vestir de negro estiliza. Desde luego que tu talla no es ningún problema y pasea tu XL sin complejos con un pantalón.

Pantalón recto

Es el pantalón de corte clásico ideal para todo tipo de formas. No puede faltar en tu armario.

Pitillo o skinny

Por su tejido más o menos elástico suele ser ajustado en todo el cuerpo y hasta el tobillo. Al ser tan estrecho deberás combinarlo con alguna prenda superior no muy ceñida especialmente en cuerpos más ovalados, tipo pera o manzana.

Leggins

Como en el caso de los pantalones pitillo se caracterizan por ser completamente ajustados. Están confeccionados en una mezcla de tejidos elásticos. Son los más cómodos pero fíjate bien en nuestros consejos para evitar efectos indeseados.

Pata de elefante

Son ceñidos desde la cadera hasta la rodilla donde se amplían con el efecto acampanado. Si eres ancha de caderas y bajita evita este tipo de corte.

Campana

En este caso la campana empieza más arriba desde las caderas. De nuevo si eres bajita evita que la campana sea muy amplia.

Palazzo

Desde luego los palazzo son los más cómodos y amplios, ya que se ensanchan hasta el punto de confundirlos con una falda larga con mucho vuelo. Súbete a unos tacones y verás su efecto cómo estiliza.

Cargo

Este corte está de moda con un efecto bombacho en la zona de caderas a muslos y más estrechos hasta el tobillo. No son recomendables si tienes mucho volumen en abdomen y en el pompis, trasero o culo (por decirlo finamente).

Bombacho

Son mis preferidos para el verano para el día a día. Me encantan para ir a la playa o a la piscina. Son super ligeros, se ajustan genial con una goma a la cintura y a veces en los tobillos.

De montar

Qué decir de este corte. Es también muy cómodo y favorecedor. Ancho en la zona de caderas y más estrecho en los tobillos al estilo de los pantalones cargo. Son ideales para entretiempo ya que suelen estar fabricados en telas más gruesas o tipo loneta.

Safari

Un estilo muy casual y más tipo sport para tu outfit más campestre. En tonos verdes y caquis y como en el caso anterior de tejidos más gruesos o de lino. Si te gustan los bolsillos amplios te encantarán, pero procura que no marquen demasiado en la zona de caderas.

Marinero

Suelen ser ajustados y altos en la cintura con detalles de costura y botones en la zona de abdomen. Son los típicos para la temporada primavera-verano, aunque también los tenemos en telas más gruesas para temporada de invierno. Sientan fenomenal salvo si tienes mucha cintura o si tienes bastante barriga o tripa.

Short

Es el pantalón corto y más o menos ceñido que no pasa del medio muslo. Llévalo tan corto como quieras pero ten en cuenta que si tus piernas son gorditas en la parte interior terminarán rozando y no es muy recomendable si tienes mucha celulitis o estrías. Los más habituales son los jeans o vaqueros.

Bermuda

Si no te atreves con los short, pero quieres ir fresquita nada mejor que unas bermudas cortas por encima de la rodilla. También puedes llevarlos en invierno con unas medias y tacones y con un pliegue hacia arriba, como alternativa a la falda.

Peto

Pueden ser cortos o largos y se caracterizan por incorporar tirantes con botones. Del peto también hay versiones con falda, normalmente en tela vaquera o de mezclilla. Un estilo muy country.

Mono

Prenda de una sola pieza con cuerpo y pantalón unidos. Puedes encontrarlos de tirantes o manga larga. Suelen cerrarse con cremalleras o están elaborados con telas elásticas. Según el corte pueden ser completamente ceñidos o con pantalón acampanado o tipo palazzo, mis favoritos 😉

Historia de los pantalones

En la antigüedad los griegos y romanos solían vestir con túnicas y togas. No fue hasta la llegada de los pueblos bárbaros cuando se empezaron a vestir una especie de calzones que los latinos adoptaron con el nombre de bracece. Hasta que se extendió su uso, sólo los soldados y los gladiadores solían llevar para protegerse del frío o por obligación una especie de vendaje hasta las rodillas y, en los baños públicos o por motivos de decencia se llevaba el llamado campestre o subligaculum.

Quizás por este motivo y sus orígenes fue una prenda que se consideró de exclusividad para el uso masculino y prohibida durante mucho tiempo para las mujeres o no bien vista.

Pero la adopción del término pantalón o pantalone es mucho más reciente y se la debemos a los venecianos que le pusieron este nombre en honor a su patrón San Pantaleón. Asimismo, representa al personaje de la Comedia del Arte conocido como Pantaleone o Pantaleón reconocido por ser el viejo mercader tacaño que pretendía atraer a las damas y ocultaba su identidad con extrañas vestimentas. En su recorrido por los teatros de Europa en el siglo XVII los pantaloons se pusieron de moda en Francia e Inglaterra, principalmente.

Precisamente en Francia los pantalones se convirtieron en un símbolo de lucha en el periodo de la Revolución Francesa. La prenda que había sido adoptada por la nobleza con los llamados culotte o calzón ajustados hasta la rodilla y combinados con unas medias y zapatos con tacón. Por ello, los niveles sociales más bajos comenzaron a denominarse sans-culottes o sin calzones. Y cuando consiguieron derrocar a la monarquía en 1789, hasta las clases más altas dejaron de vestir los culottes y adoptaron el pantalón que conocemos hoy en día.

Pero, si por algo es conocida la historia de los pantalones es por la lucha de la igualdad femenina y la prohibición de esta prenda para las mujeres. Fue un símbolo para las líderes del socialismo y feminismo en el siglo XIX. Figuras como Catherine Bamby, Louise Michel y Colette vestían traje masculino como muestra de su lucha por los derechos de la mujer. Si hay una figura que destaca en la lucha por la liberación femenina fue al escritora George Sand que proclamó su derecho a vestir y sentirse en el papel de hombre o de mujer sin que ello supusiera un problema.

El levantamiento del veto del uso del pantalón para la mujer vino ya en el siglo XX tras las guerras mundiales y la incorporación de las mujeres al trabajo y en otros ámbitos como el deportivo. Figuras como Marlene Dietrich, Jean Seberg, Brigitte Bardot y hasta la entonces princesa Isabel de Inglaterra se fotografiaban con pantalones públicamente, como símbolo de modernindad y de la liberación femenina. También contribuyeron a su normalidad modistas como Coco Channel.

Hasta muy avanzado el siglo XX e incluso hoy en día existen muchos ámbitos en el que el pantalón sigue vetado como uniforme para la mujer a pesar de ser una de las prendas más consumidas por las compradoras femeninas.

Ideas para arreglar tú misma tus pantalones

¿Quieres ver todas las ideas para tener tus pantalones arreglados y como el primer día? Si no tienes mucha mañana siempre hay costureras y tiendas de confección. Pero puedes hacerlo tú misma y ahorrarte un poquito con ese dobladillo o bien ajustando la cintura o arreglando descosido por el desgaste.

Cómo hacer el dobladillo a un pantalón

Cómo encoger o estrechar la cintura a un pantalón o falda

Pantalones tallas grandes para mujer

Si estás cansada de buscar siempre en las tiendas de marcas y grandes almacenes y no encontrar talla o los pantalones que están de moda, mira nuestra selección. ¡No pierdas tiempo buscando!

En nuestra tienda también encontrarás

¡Comparte ahora! ;)