Medias de compresión

Portada » Medias de compresión

¿Por qué usar medias de compresión?

Por su comodidad. Las medias de compresión son unas medias con un tejido elástico que se adaptan perfectamente a todo tipo de piernas, ajustándose pero sin apretar lo que favorece la circulación de la sangre y da una agradable sensación de comodidad y alivio. Están especialmente indicadas para personas que pasan muchas horas sentadas, ya sea en el trabajo o en casa sin poder levantarse muy a menudo, aunque que también son muy recomendables para personas que pasan muchas hora de pie.

Las malditas varices o la celulitis, en muchas ocasiones aparece como consecuencia de estar mucho tiempo de pie  o como hemos comentado anteriormente cuando la persona pasa sentada muchas horas seguidas, las medias de compresión o prendas compresivas son un factor que puede ayudarnos en estos temas y aliviarnos en el día a día y proporcionarnos mayor confort y ligereza.

Para hacer deporte y ayudar en recuperaciones de determinadas operaciones, como veremos más adelante, son muy recomendables.

Son ideales para post-operaciones

Este tipo de medias son perfectas para la recuperación de intervenciones quirúrgicas como varices o liposucciones, ya que durante un tiempo están indicadas para que sujeten sin apretar y favoreciendo la circulación de la sangre.

Es por ello que muchos médicos recomiendan su uso incluso días antes de la operación, para que después el proceso de recuperación sea más favorable y con menos dolor. Si quieres evitar varices o trombos el uso de estas medias pueden favorecer a que no aparezcan o rebajar sus efectos.

Calcetines de compresión para el deporte

Los calcetines de compresión para el deporte pueden evitar una posible lesión o ayudarnos en su recuperación, además de sujetar la musculatura, nos proporcionará calor que provocará la relajación de los músculos y tendones haciéndolos funcionar mejor.

Producto disponible en Amazon.es

Cómo lavar ropa de compresión

Al igual que cualquier prenda, la ropa de compresión hay que lavarla pero no se lava de la forma tradicional como una camisa o unos pantalones, debemos cuidar bien  este tipo de prendas de compresión si no queremos que pierdan sus propiedades compresivas y elásticas, ten en cuenta que la combinación cloro con sudor degrada prematuramente las prendas, por lo que lavarlas habitualmente ayudará a su correcta conservación.

La recomendación de los fabricantes es lavar la ropa con agua fría y a mano y colgarla para que se seque, si es posible a la sombra mejor. Si no tienes tiempo y prefieres meterla en la lavadora, usa el lavado para prendas delicadas y con jabón normal sin uso de suavizantes ni blanqueadores. Por supuesto no utilices la secadora bajo ningún concepto , es posible que deteriores el material o las fibras. No obstante consulta siempre las recomendaciones del fabricante para su lavado, evita sorpresas.

Producto disponible en Amazon.es